Letras de adiós a una polla

A veces debes conocer al otro realmente bien para darte cuenta de que sois dos extraños
(Mary Tyler Moore)

Mi estimado, maravilloso, jugoso montículo de pulsión y sangre:

Crédito imagen: http://surprosur.com/2011/06/23/penemania/

Ha llegado la hora de decir adiós
De expulsar su paraíso de mi caverna.

Mi deseo ya rezuma máculas
Ha comenzado una batalla
De ausentes, de triunfos vacíos
Silente
No declarada.

Y nosotros aquí, en medio de todo…
¡Cuánto desperdicio!

Mi querido miembro, hermoso, arrogante
A ratos carne de mi carne
Ahora apenas rascacielos sin habitante
Pálpito cuajado
Tronco sin tierra, camino bifurcado.

Yo quería, usted quería
Más el querer no hace verano
es necesario despedirse
Mi sed anhela otros lagos.

Conmigo me llevo su llenura
Su honestidad depredadora
Y las veces que me enredé entre sus hilos dorados
Hasta diría que lo he amado

Pero a esas manos que lo mueven…
Ay!
A esas, imposible.

Mi polla querida
Mi marioneta perfecta
Reciba un beso póstumo de estos labios simultáneos.

 

(Crédito imagen: http://surprosur.com/2011/06/23/penemania/)

Anuncios