Dolce Love ‘calling’

dolce love 2No soy muy amiga de los post “promocionales”, y al escribir esta frase me parece a mí que tampoco soy muy amiga de la originalidad… pero bueno, estoy segura de que podré sobrevivir a semejantes pecados domingueros, al fin y al cabo se trata de información útil que a más de una (y uno, quien sabe) le podría interesar.

Hace algunos días me llamó una chica muy maja de Dolce Love, una empresa distribuidora de artículos eróticos y lencería sexy. Sé que muchos de mis colegas blogueros morirían de la emoción con una llamada así, pero yo más bien temía el día en que alguien me ofreciera escribir sobre determinada marca o producto, porque no sabía hasta qué punto sería capaz de contar que tal vibrador no me hizo ni cosquillas, o que cual lubricante, supuestamente súper chupi, en realidad raspa como lija…   Ya sabéis, el rollo del periodista ético y la temida frontera del averno de la publicidad. Bueno, eso por un lado, por el otro está mi mal entendido concepto de la buena educación, que en ocasiones hasta me ha llevado a repetir polvos mediocres por no hacer sentir mal al poco esforzado ejemplar de turno.

Pero para mi tranquilidad moral la chica en cuestión, Angie, no quería que le hiciera publi a ningún producto, más bien quería que los conociera, en general, a ver si había algo que me interesara contar. Y en efecto, así fue. Porque se trata de una buena noticia, o algo así. Y qué queréis que os diga, con que le sirva a una sola persona ya habrán valido la pena mis devaneos ‘sexistenciales’…

Resulta que los de Dolce Love ofrecen curro. De asesora Tuppersex, para ser más exactos. O sea, como las tías esas de Avon, sólo que en lugar de ir de puerta en puerta se montan grupos de colegas, y en lugar de vender cosméticos se reparte felicidad en forma de geles, lencería y juguetitos. Cada cual tiene que buscarse sus propios grupos, claro, pero me explicaron que desde la central de Dolce Love también “pasan gente” para ayudar a incrementar las ventas, y de todas maneras no hay un mínimo de reuniones a organizar. Además, ofrecen un asesoramiento constante y envío de los productos entre 24 y 48 horas desde que se hace el pedido. Y recientemente han implementado un servicio de tiendas online para que las asesoras también puedan vender sus productos a través de una página propia.

Obviamente no es necesario ser una experta, pero sí hay que contar con ciertas cualidades, como facilidad de comunicación, don de gentes, soltura para tratar temas de sexo y esas cosas… Pero eso casi sobra decirlo, no creo que nadie piense que sea un curro para alguien que necesita persignarse o soltar una risita nerviosa cada vez que escucha la palabra follar.

¿Alguna se ha entusiasmado? Por si las flies, os dejo linkeado el blog de las asesoras Tuppersex, el formulario de solicitud y los datos directos de contacto para aquellas a las que se les ha despertado el espíritu emprendedor: trabajotuppersex@dolcelove.es o en los teléfonos 910108557 y 622263544.

Anuncios

15 pensamientos en “Dolce Love ‘calling’

    • Wow! eres una chica llena de sorpresas 😉 A mí me encanta eso de la terapia de compras, sólo q en mi caso en lugar de ir a mirar zapatos me debato entre conejitos saltarines y un lubricante con sabor a mojito… jijiji!

  1. Ava Tuppersex?

    Suena original!

    Ya… ya… me he esforzado poco, pero no soy yo, sino estás horas infames las que te leo.

    Besote en cada nalga.
    P.

    Pd: buenos días, por cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s