Mi segundo relato erótico

Carne de diván (I)

shutterstock_88430962– ¿Por qué me citaste tan tarde?
– Porque quería ver si eres tan sosa de noche como de día. Ya veo que no.
– Extraña respuesta para un sicólogo. ¿Eso se supone que tiene que mejorar mi autoestima?
-No sé, dímelo tú. ¿Cómo te hace sentir mi respuesta?
– Vaya, lo mismo de siempre, no te gusta lo que te planteo y me sueltas una pregunta capciosa.
– A mí no me parece que sea lo mismo de siempre. ¿Por qué te pusiste maquillaje para venir hoy?
– ¿Maquillaje? ¿Yo?
– Sí, no es que te hayas pasado ni nada, pero nunca usas y se nota. Llevas polvos en la cara, máscara de pestañas y un poco de brillo en los labios. ¿Vas a quedar con alguien después de salir de la consulta o te has arreglado para mí?
– Ricardo, déjalo, que esto se está poniendo raro.  No está bien que me hayas citado a esta hora, ni que me digas esas cosas…
– Pero igual viniste, porque estás buscando algo. Y no eres indiferente a lo que te digo. Puedo verlo. Puedo olerlo.

Cerró los ojos intentando controlar el violento temblor que amenazaba con dominar su cuerpo. Cómo podía ser indiferente a lo que estaba oyendo si cada vez que tenía un momento libre pensaba en él y se llenaba de deseo hasta rozar lo insoportable. Soñaba con dejarse apretar por esos brazos poderosos hasta desvanecerse; con que le explotara el clítoris sin piedad con sus manos enormes y contenedoras, como si fuera un grano de uva madura buscando la destrucción. Cómo podía decirle que el frío se desvanecía frente a su poderío, a esos rasgos indígenas que le prometían la revelación de un misterio largamente ansiado. Había llegado a desearlo como la única cura posible, se había masturbado con hambre y desesperación, hasta tener que parar de dolor, evocando cada centímetro de su cuerpo grueso y oscuro. Y ahora él estaba ahí, como una densidad caliente que se expandía frente a sus ojos cerrados, y ella se sentía incapaz de contestar nada.

– Laura, te propongo una cosa. Perdona si te asusté, quería hacerte reaccionar, pero es sólo porque te tengo fe, porque sé que puedes salir de esa cáscara. Mira, vamos a hacer un juego, para seguir avanzando. Yo te digo una palabra y tú me contestas lo primero que se te venga a la mente.
– ¿Lo primero?
– Sí, sin pensarlo ni medio segundo. La idea es que no te cortes, que digas lo que salga y ya. Confías en mí, ¿verdad?
– Vale. Empieza. Estoy lista.
– Miedo
– Ahora
– Esperanza
– Mañana
– Logro
– Recompensa
– Desierto
– Yo
– Puerta
– Cerrada
– Obsesión
– Abandono
– Muerte
– Abandono
– Lugar seguro
– Aquíshutterstock_70813828_
– Pechos
– Pecas
– Cuerpo
– Dolor
– Amor
– Imposible
– Sexo
– …
– Sexo
– …
– Laura
– ¿Si?
– Quiero verte las pecas…

Anuncios

13 pensamientos en “Mi segundo relato erótico

  1. Yo también (a lo de las pecas). Por cierto, no entendía este relato hasta que me he dado cuenta del orden en el que lo he leído: 3..2..1… Sí, soy despistado.

      • Fácil: leemos de arriba a abajo.

        Yo ahora tengo la excusa perfecta para recorrer tu … esto, que me despisto… para recorrer tu blog de abajo a arriba y saborear de nuevo tu… relato.

        Eso, tu relato.

        Repite conmigo, Jack: Relato. Relato. Relato. Que rima con…

  2. A mi comentario anterior le falta esta parte: “Repite conmigo, Jack: Relato. Relato. Relato. Que rima con… que rima, y punto.

    Madre mía que tarde llevo.” No es prosa cervantina pero estaba incompleto.

  3. He vuelto a releer esta primera entrega y he descubierto matices nuevos, intuído sentidos diferentes y degustado un nuevo sabor textual. Por todo ello puedo afirmar, sin duda alguna, que estoy muy impresionado e intrigado.

    Que magia la tuya, amiga mía.

    Un beso, mi estimada escritora.
    Jack.

  4. Pingback: SOS relatos eróticos | Ava y el sexo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s