El amante amnésico

No lo vi en una peli, me pasó a mí…

Conocí a Julián en un garito del centro, era el amigo del amigo de una amiga. No necesitó mucho para convencerme de acompañarlo: su cara de guarrillo, un desplante a prueba de balas  y un par de sonrisas fueron suficientes para que termináramos en su piso, ambos muy conscientes de lo que se estaba poniendo sobre la mesa: Unos polvos para aligerar el cuerpo, risas y ninguna preocupación por futuros inexistentes.

Y claro, así como llegó se fue. Después de unos cuantos encuentros intercambiando casas –cada vez más espaciados, nocturnos todos, circunscritos a los placeres de la carne y las confidencias eróticas– dejé de recibir mensajes y llamadas. Era más o menos lo que me esperaba en todo caso, así que no le di muchas vueltas, no me ofendí ni me lo tomé como algo personal. A lo más lamenté la pérdida de un compañero de juegos creativo y altamente satisfactorio, pero sin dramas. Por lo general no es difícil saber lo que se puede esperar de una persona cuando empiezas  a compartir cama, otra cosa es que muchas veces (cuando ese panorama que tenemos frente a nuestras narices no calza con lo deseado) elijamos hacernos los locos y soñar con un escenario distinto, contra todo pronóstico. No fue el caso.

fiestaDos o tres años más tarde, estando en una fiesta de esas apoteósicas, multitudinarias y megafashion, lo volví a ver, tomando una copa en la barra con el amigo de mi amiga. Supongo que habrá sentido mi mirada, porque se giró hacia mí y al ver que le sonreía me devolvió la sonrisa. Entonces se acercó, y justo cuando me disponía a saludarlo –“Hey, tanto tiempo, qué tal”- escuché sus palabras y me quedé patidifusa:

“Hola, soy Julián. Eres muy guapa. ¿Cómo te llamas?”

Supongo que soy una persona particular, porque en lugar de ofenderme, y tras la sorpresa inicial, le regalé un ataque de risa, seguido de un par de miradas de esas cargadas de significado. Pero ni con eso…

– ¿De qué te ríes? ¿Cómo te llamas?
– Tío, ¿no sabes cómo me llamo?
– No. ¿Tendría que saberlo?
– ¿De verdad no te acuerdas de mí?
– Mmmm…
– …
– Mmmm…
– …
– Mmmm…
– Hace un par de años… en tu casa… en la mía…
– ¡¡¡HOSTIA!!! ¡Claro tía, qué tal estás, cuánto tiempo!

Por lo general soy de las que intenta ver el vaso medio lleno, así que, en lugar de declararme insultada, elegí asumir su amnesia como algo dado y sentirme halagada por haber sido objeto de su interés y sus artes “ligatorias” en más de una. O tal vez simplemente soy una viciosilla que pone la posibilidad de un polvo rico por encima de su dignidad de amante no recordada. Sé que si la escena hubiera salido en una sitcom, el olvidadizo personaje habría terminado con un cubata derramado sobre su flamante camisa de fiesta. En mi peli, en cambio, terminamos en la cama emulando viejos tiempos. Unas cuantas veces. Hasta que dejé de recibir mensajes y llamadas…

Anuncios

9 pensamientos en “El amante amnésico

  1. Hola Ava… perdona que te responda tan tarde. La verdad es que estoy bastante ploff, he tenido un da n pco desanimao. Esta maana, a pesar de ser festivo, me ha escrito House Mondadori y me ha dicho que en 10 meses sabr si el trabajo saldr publicado o no… 10 meses… bff. eso es como un no, vamos, q no creo q me vuelvan a escribir, jajjaaja. Me siento un pco gilipollas, es como haber despertado de un sueo. Tengo una conciencia de q no valgo xa nada q no te lo puedes ni imaginar… te lo digo como lo siento y odio pensar en estar llorikeando como una nena (jajaja), pero vamos… dale la vuelta si quieres: en caso de que valga xa escribir, no hay nada ms que sepa hacer. Y a lo mejor ni valgo… quiero decir, q ultimamente lea y revisaba… pff. Lo veo impublicable, “Un Secreto”, pero igual estoy contaminao de m mismo” para juzgar eso. En fin, no lo s, creo q no es bueno q piense nada en este estado. Teoricamente estn ptes de responderme otros 3 grupos eds. No me siento hundido, pero Ava, creo q tendra q remitirme a cosas ms complejas pra explicartelo… como me siento. A mi situacin personal. Estoy super agobiao. Y me siento idiota x haber pensado que podra, sin ms, dedicarme a escribir. Un exceso de vanidad.

    Jo, lo jodido es que no te quera contar nada de esto y zasca, jaja, ya te met el rollo.

    Oye, eres muy guapa 🙂

    Cuando estoy agobiado me blokeo y me inactivo–o a veces me da x lo contrario, estoy medio loco, ya me irs conociendo (si es que tienes cojones! xd)–, todo me cuesta muchsimo, estoy de pronto como cansao, no hablo con nadie ni escribo a nadie… es askeroso, porque me est encantando conocerte :), pero la verdad no me decida a contestarte porque no quera transmitirte esta negatividad de hoy… y bueno de ayer, que pas tambin algo aunque menos importante.

    As que te mando un fuerte abrazo, chica encantadora y sensible, y decirte q na, q esto se me pasa en un da (ni eso). A ver si podemos hablar… por chat, skype (aunq yo tpco soy muy fan de eso), o bueno, lo q quieras. Muak.

    Date: Thu, 2 May 2013 22:35:14 +0000 To: silver_lingam@hotmail.com

    • Joder amigo, qué mal lo de Mondadori, siento muchísimo leer eso 😦 Qué quieres que te diga, sabes que soy una admiradora perdida de tu prosa… De hecho ayer le estaba contando a unos amigos queridísimos sobre tu página de relatos, en plan toda entusiasmada, y uno de ellos dijo “uf, sí que tiene que escribir bien el tío ese, con lo exigente que es Ava para decir q le gusta como escribe alguien”…
      Historia real! 🙂
      Por lo demás, creo que sí, q estás “muy contaminado de tí mismo” para juzgar nada. Suele pasar cuando uno escribe, termina siendo el peor juez de la obra (sin contar con que con cada relectura uno se pone a cambiar frases y cosas, y al final termina con una sopa de letras que ni se entiende ni resulta más satisfactoria que el manuscrito original). Ahora, como yo no estoy muy contaminada, te digo que creo q “Un secreto” es un libro de putísima madre -en un género dificilísimo!!!- y que los de Mondadori son unos gilipollas profundos!!! Además, la mayoría de las veces cuando las editoriales quieren decir q no dicen q no a la primera, no postergan, y aunque no parece muy recomendable dejar la vida “en pausa” por eso, oye, quien sabe…
      Y como dice mi madre, no tengo cojones, pero si dos ovarios q suelen cumplir su función! 😉
      Más cosillas? Te escribo al mail, que esto es muuu público…
      Un abrazote (cibernético pero reconfortante!)
      Ava

      Y por cierto… He visto el calificativo de “tremendo” en el link q me pusiste en tu blog… Madre mía, muchísimas gracias, q me sonrojo… 😀
      http://silverdark.bligoo.es/

  2. JAJAJAJAAJ Ava joder mecawenlaputa, esto era un correo privado y lo he mandao aki no sé cómo, perdona!!…
    Voy a leer el post q es a lo que vine…
    a leer tu respuesta aki…
    y a darme de cabezazos 😄
    jajajajajajjajajajaja

  3. Pues he leído el post…
    Eso no es muy normal, Ava XD, lo de Julián…
    Vamos a ver… o el tío lleva gafas de culo de jarra y se las ha dejado en casa, o directamente es ciego, o llevaba un ídem a base de cubatas que le produjo esa amnesia” (ahora lo llaman así, jaja!)
    Yo me lo hubiera follado igualmente si la ocasión lo merece, desde luego! 😉
    Me encanta como está escrito.

    Y respecto a todo lo que me dices en los comen, muchas gracias…
    si quieres ya las guarrerías ydemás lo podemos dejar xa los mensajes de hotmail, jajajajaj!! 😉 😉
    Un beso wapetona!

    • Por cierto, mi querida bestia de las letras, hay q actualizar estos comments y declarar públicamente en mi blog que finalmente una editorial tomó una gran decisión… Por favor amigo, quiero ser de l@s primer@s en enterarme cuando ese libro esté en las estanterías, así q espero tu aviso… aunque sólo sea con un gruñido breve desde tu madriguera! 😉

  4. Perdón por meterme donde no me llaman pero… aunque no me ha pasado lo de tener amnesia -en el peor de los casos, un ligero despiste-, si me sucedió en su día algo parecido a lo de darksilver (ya decía yo que me parecía un mensaje harto largo…): una vez le envié un email a mi hermanita que tenía como destinataria a mi entonces pareja. No se me olvidará su respuesta: “Espero que no te hayas vuelto incestuoso de repente, porque te mato…”
    P’habernos hecho pupa, ponlomenos…
    Un besote
    J.

    • Jejeje…. En su momento le dije a mi amigo Dark -a quien de paso aprovecho de enviar un abrazo gigante y decirle q lo extraño mucho!- que si quería borrara los comentarios indiscretos, pero ya veo q no lo hizo… 🙂 Y ahora han caído en tus garras, mi letor fisgón…
      Bueno, yo también tengo una anécdota que aportar en el ámbito de los despistes y los destinatarios equivocados, aunque en otro rollo… Llevaba poco tiempo saliendo con un chico y me llamó por teléfono. Yo aún vivía con mis padres y le contestó mi madre (los móviles eran un lujazo de millonarios por aquel entonces), y como tenemos la voz parecida él pensó q le había contestado yo y le dijo “¿cómo está mi putita”? Jajajajajaja, niiiiice! Mi madre me pasó el teléfono con cara de limón y un comentario que no recuerdo exactamente, pero q aludía a mi buen gusto para elegir pareja… Y bueh….
      Besos
      Ava

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s