Multiorgasmos en 297 páginas

portada la mujer multiorgásmicaComo lo prometido es deuda, voy a dedicar mi post de hoy a un libro poderoso y transformador: La mujer multiorgásmica. Tal como había comentado hace algunos días, se trata de una obra escrita por Mantak Chia y Rachel Carlton que, mediante una serie de reflexiones y ejercicios de sexualidad taoísta, nos enseña a conectarnos con nuestra energía sexual. Los resultados pueden ser sorprendentes.

Es importante destacar que éste no es un libro dirigido exclusivamente a mujeres que no pueden tener orgasmos. Todas, incluso las que ya tienen orgasmos con frecuencia y creen que no hay otra cumbre más allá de las conocidas, podrán encontrar entre sus páginas algún elemento que les sirva para incrementar considerablemente la intensidad de los mismos. Y por supuesto, no se trata de ponerse a “hacer los deberes” en pleno acto sexual; nada atenta más contra el necesario “dejarse ir” de un buen polvo que tener que estar pendiente de seguir una serie de pasos de manual. No, éste es un libro que invita a explorar en el propio cuerpo y en las energías que se mueven en él, para que luego puedan expresarse –libremente y en todo su poderío–  durante el sexo.

Algunos ejercicios son fascinantemente sencillos, y digo fascinante porque realmente sorprende que tan poco pueda hacer tanto. Está, por ejemplo, el Chi Kung de la risa, que mediante cinco pasos incrementa el chi (energía) del centro abdominal, estimulando la producción de endorfinas y dirigiendo el “calor” hacia la zona inferior del cuerpo. Los pasos son:

–          Sentarse con la espalda recta y las manos sobre el abdomen.

–          Dejar que empiece a salir la risa. Reírse con la boca abierta y dejando que el pecho se mueva. De ser posible, hacerlo durante varios minutos.

–          Después reírse con la boca cerrada, moviendo el vientre y las manos. Seguir así durante varios minutos.

–          Dirigir algunas respiraciones profundas hacia el vientre y sentir su chi cálido y vibrante.

–          Frotarse el abdomen con las manos, dibujando una espiral que ayude a absorber el chi.

Si bien al principio puede parecer extraño eso de reír sin motivo, como casi cualquier cosa que se practica, al poco tiempo una se siente más y más cómoda con la idea de descojonarse porque sí y empieza a descubrir los muchos tipos de risa que pueden haber. Desde la perspectiva taoísta, el “jajaja” o “jijiji” con la boca abierta estimulan la zona del pecho, mientras que la risa ventral, con respiración nasal, la boca cerrada y el vientre en movimiento (del tipo “hummm”) estimula los órganos de la cavidad ventral y despierta el chi del centro abdominal.

También están los sonidos sanadores, que trabajan con las emociones positivas y negativas asociadas a los distintos órganos: Pulmón, riñón, hígado, corazón, bazo/estómago y útero/ovarios, además del triple calentador, en referencia a los tres calentadores o divisiones energéticas del cuerpo. Obviamente no puedo ponerme aquí a reproducir todos los ejercicios con detalle (¡ya quisiera yo!) pero sí me gustaría contar un poquito más sobre el sonido del útero y los ovarios, ya que aunque tradicionalmente éstos se incluyen en el ejercicio del riñón (que es el órgano yin que se relaciona con estos órganos yang), el libro les da un énfasis especial por la importancia que tienen para la salud de la mujer. “La energía del útero y de los ovarios es muy poderosa y muchas mujeres guardan en ellos abundante dolor físico y emocional”, señalan los autores. Así, este ejercicio ayuda a “limpiar” cualquier energía que pudiera haber quedado de antiguas experiencias dolorosas o desagradables.

Dado que considero que “La mujer multiorgásmica” debería ser declarado patrimonio de la humanidad por lo beneficioso que puede resultar en muchos casos, os copio de forma literal los dos párrafos que hablan del sonido del útero y de los ovarios, por si alguna se anima a practicarlo. Y si algún chico entre los lectores se está preguntando “¿y yo qué”?, os repito que también existe “El hombre multiorgásmico” (además de “La pareja multiorgásmica”), en la misma línea aunque un pelín menos… zen. Lo cual está más que bien, ya que no me imagino a muchos tíos entusiasmados ante la perspectiva de “conectarse internamente con su centro del placer”. Tampoco los veo haciendo juegos exploratorios para conocerse mejor el pene, probablemente porque en muchos casos (frente a tantas hordas de féminas desincronizadas con sus vaginas) la clave para incrementar el placer de ellos es “salir de su polla”, más que profundizar en la misma. Pero bueno, ya me estoy yendo por las ramas, y además prefiero evitar las generalizaciones. Van los párrafos del sonido del útero, y que os aprovechen:

“Ponte las manos sobre los muslos, con las palmas hacia arriba (sentada y con la espalda recta). Toma conciencia del útero y de los ovarios. Ahora toma una inspiración profunda y ponte las manos sobre la pelvis o justo delante de ella, con las palmas hacia el cuerpo. Al espirar tira del abdomen hacia dentro, como si quisieras llevar el ombligo hacia la columna. Esto comprimirá tus órganos sexuales. Emite el sonido “shuueeei” con la espiración. Imagina que estás liberando cualquier dolor o experiencia negativa que puedas tener grabados en tu útero y ovarios.”

“Relájate y vuelve a poner las palmas sobre los muslos. Al inspirar, imagina que tu útero y ovarios se llenan de una brillante luz violeta, asociada con el poder personal y la creatividad. Repite los movimientos dos veces más (intercalados con otras respiraciones sin sonido). Es conveniente hacer este ejercicio en cualquier momento que sientas dolor, o temas que vas a sentir dolor, en tus órganos sexuales; por ejemplo, cuando tengas calambres menstruales o te vengan recuerdos dolorosos de abusos sexuales o de una violación”. También –agrego yo– es muy recomendable cuando se han practicado o se van a practicar intervenciones quirúrgicas en la zona.

¿Tenéis alguna amiga que esté de cumple pronto y no se os ocurre qué regalarle? Ya sabéis…

Anuncios

2 pensamientos en “Multiorgasmos en 297 páginas

  1. Yo diria que en nuestro caso deberiamos salir del paradigma de la polla univeraal, esto es “como se supone que se comporta una polla” tanto desde el punto de vista del vigor como del placer interno. El famoso mito del cohete. Y centrarnos en lo que siente y disfruta la nuestra en particular. Que no tiene nada que ver con la mascara arquetipica con la que muchas veces nuestro ego la mira

    • Difícil y necesaria tarea, sin duda! Y una en la que las chicas también podríamos ayudar (o sea, está claro que las expectativas y presiones referentes a estos fálicos ámbitos no son sólo cosa de tíos…)
      Un abrazo gordo Ty, y espero que tu polla esté sintiendo y disfrutando a full en estos días, libre de arquetipos y vainas!!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s